¿Cómo son las incineraciones?

duelo-luto-funerval-2
Diferencias entre “duelo” y “luto”
5 de abril de 2021
cementerios-funerval
Cementerios de Valladolid
16 de abril de 2021

Una incineración, también llamada cremación, es la práctica de deshacer un cuerpo humano sin vida, quemándolo en un horno especial. Este proceso se realiza en un crematorio.

¿Cómo se realizan?

Primero de todo, se firma una autorización por parte del declarante (familiar) cuya firma certifica el deseo del difunto de ser incinerado, al mismo tiempo que autoriza la incineración.
A continuación, se prepara el cuerpo, para ello, si fuera el caso, se le extrae marcapasos y válvulas de bypass, pues sometidos estos materiales a altas temperaturas, pueden explotar.
Todas las cremaciones o incineraciones se realizan individualmente. Durante el proceso, el cuerpo se coloca en una cámara (horno crematorio) y se expone a temperaturas extremas, las cuales oscilan entre 870ºC a 980ºC, con modificaciones especiales para asegurar la eficiente desintegración del cuerpo, dejando solo las cenizas. Los hornos crematorios cumplen todas las normativas en materia de legislación sobre seguridad industrial y medioambiental, los cuales están sometidos a revisiones y controles periódicos de emisiones para su correcto funcionamiento. Las emisiones máximas no superan los límites establecidos por la legislación medioambiental.
Este proceso generalmente tarda entre 1 y 3 horas, aproximadamente, dependiendo del tamaño del cuerpo.
Durante la incineración se vigila el horno crematorio comprobando que tanto el cuerpo introducido como el resto de la materia (féretro, molduras, vestimenta, etc.) quedan totalmente incinerados para finalizar dicha cremación.
Una vez terminada la incineración en el horno, se dejan que se enfríen las cenizas durante unos 30 minutos aproximadamente para poder retirar las cenizas sin problemas, para su recogida se utilizan cepillos y otros equipos especiales.

urnas-funerval
A continuación, las cenizas recogidas del horno crematorio son depositadas en otra cámara anexa de dicho horno, para poder separar de los restos todo aquel material no combustible y aquellos fragmentos óseos que no se han incinerado, los cuales se reducirán a una consistencia manejable para su colocación en la urna. Este proceso se le conoce como el refinado de cenizas.
Generalmente, las cenizas se procesan a triturar de manera mecánica para darles una textura y apariencia más uniformes.
Para la recogida de cenizas resultantes de la incineración, se depositan en la urna correspondiente a lo establecido en la orden de trabajo y entregarlas a la persona solicitante y/o familiares.
El proceso de cremación se documenta y se certifica informática y/o manualmente, verificando la correspondencia entre persona solicitante y/o familiares y con la urna de las cenizas del fallecido, para entregar la urna junto con el certificado de veracidad del acto realizado y el justificante de entrega a la persona solicitante y/o familiares que será firmado por los mismos.
Normalmente la entrega de cenizas se entrega al día siguiente al de la incineración, en una o varias urnas o relicarios. Las cenizas suelen pesar entre 2,5 a 3 kg.

¿Qué hacer con las cenizas en el caso de que los familiares no deseen custodiarlas?

• Depositarlas en un nicho o columbario
• Plantar un árbol junto a las cenizas
• Crear un diamante a partir de las cenizas de un ser querido
• Guardar una muestra de las cenizas en el interior de una joya
• Fundir cristal junto a las cenizas o mezclarlas con barro para crear una escultura

¿Qué no sucede en una cremación?

• Incinerar a más de un cadáver al mismo tiempo en el mismo horno.
• Practicar incineraciones sin féretro.
• Incinerar un cadáver sin haber transcurrido al menos 24 horas desde su fallecimiento.
• Incinerar a un difunto judicial sin permiso del juez.
• Proceder a la incineración fuera de las instalaciones autorizadas y con un horno que no haya sido fabricado para tal fin.
• Comercializar con los residuos resultantes de una cremación.
• Incinerar animales y personas en la misma instalación de horno crematorio.

funerval-728x90