Cremación o entierro, conoce las ventajas

Cremación y su impacto ambiental
Cremación y su impacto ambiental
29 de junio de 2021
estudiar la muerte de los individuos
La muerte, una etapa difícil de aceptar
6 de julio de 2021

Desde el nacimiento hay pocas cosas de las que se puede estar plenamente seguro y  siempre se ha enseñado que la muerte es una de ellas, que llegará el día en que el tiempo dentro de este plano físico acabe y pasemos a otra realidad completamente desconocida. 

Y es que todas estas incógnitas se desligan directa o indirectamente de una pregunta crucial: ¿cremación o entierro?, ¿Cómo saber cuál elegir?

 

Entierro y sus ventajas

La práctica del entierro data de tiempos más antiguos que el neolítico, incluso anteriores al auge del cultivo. Muchas civilizaciones lo han adoptado por décadas como la forma tradicional de dar descanso al cuerpo en la espera de una nueva experiencia vital basada en las nociones de renacimiento y post vida. 

-Lugar específico: Los restos de la persona permanecen en un lugar específico e inamovible, bien sea en un lote en el cementerio o una parcela familiar. De esa forma, es posible mantener una conexión simbólica con su ser querido y conmemorar en su lugar de descanso.

-Más personal: Debido a que los familiares pueden elegir la lápida, la ropa, el ataúd, la dedicatoria, la ubicación y arreglos florales. Cumplir con los últimos deseos y planificar hasta los más pequeños detalles del entierro es para muchas personas una última voluntad, muestra de respeto y despedida a su ser querido.

De igual forma, mediante el entierro es posible colocar un monumento, lápida en la tumba con palabras emotivas que hagan justicia a la memoria del difunto.

-Punto de vista religioso: A través de las diferentes culturas y creencias se ha considerado el entierro como la ceremonia más respetuosa para el descanso y memoria del difunto.

 

Cremación

La cremación es una práctica empleada desde hace más de 17.000 años, sin embargo, su uso no fue tan común hasta su aceptación por la Iglesia Católica en 1930. Muchos consideran la cremación una forma más práctica de despedir a sus seres queridos, mientras que otros aún lo consideran un castigo, ya que antiguamente se les daba este tipo de final a los herejes y personas deshonrosas.

-Poco perjudicial al medioambiente: A diferencia del entierro o inhumación, y sus incontables químicos contaminantes, el proceso de cremación cuenta con hornos cada vez más capacitados y diseñados para optimizar el consumo (al mínimo) de gas natural o propano, siendo posteriormente filtrados para evitar la emisión de estas partículas al ambiente.

 -Coste: La cremación es la práctica más barata en comparación a otras (inhumación, por ejemplo), ya que los costos asociados son tan solo una fracción del precio promedio del entierro tradicional debido a la simplicidad de su acto. 

Sin embargo, el tipo de cremación puede variar, desde cremación directa, con velorio, hasta con ceremonia, influyendo proporcionalmente en el precio final. De esta forma, las cifras pueden oscilar entre 1.000€ a 8.000€

-Versatilidad: Una vez cremado el cuerpo, se procede a colocar las cenizas en la urna o contenedor, por lo que los restos de la persona tienen la oportunidad de quedarse siempre cerca de la familia, pueden dispersarse a las orillas del mar o  a través del viento e incluso descansar en un mausoleo dependiendo de los últimos deseos de la persona.

De esta forma, brinda más flexibilidad para conmemorar a los seres queridos.

Despedir a los seres queridos es un paso que nunca se quiere dar, pero siempre resulta necesario. Es por ello que sin importar la práctica que se escoja, bien sea un lindo entierro o una discreta ceremonia de cremación, resulta esencial respetar siempre los deseos, creencias y última voluntad de ese ser querido que partió hacia un lugar mejor.