En qué consiste la cremación

tipos de duelo
El Duelo, tipos y fases para superarlo
12 de septiembre de 2021
ritos funerarios
Importancia de los ritos funerarios
22 de septiembre de 2021

Podemos mencionar que actualmente las cremaciones se han vuelto cada vez más populares, es decir, proceso donde sus restos se transfieren directamente a un centro sin un servicio funerario previo. 

En consecuencia, al utilizar este proceso, elimina la necesidad de un servicio funerario y la compra de un ataúd, a menudo es el tipo de cremación más económico.

Por lo tanto, en nuestro artículo reseñamos todo sobre la cremación como opción para realizar en la actualidad, así que si estás interesado en la información, sigue con nosotros y entérate.

 

Cremación

La cremación es una opción en estos tiempos cada vez más popular para la disposición final de un cadáver. Se trata de un proceso en el que se procede a reducir a cenizas un cadáver, quemándolo, lo cual se hace con hornos crematorios adecuados y especiales, dispuestos en un lugar para ese fin.

 

Es así como, vemos incluso que cuando las personas le han tomado afecto a una mascota y quieren conservar las cenizas, utilizan la cremación para ese fin. 

 

El horno crematorio

En el proceso de la cremación ocurre en el horno dispuesto para ello, así como las herramientas para el manejo de las cenizas. 

Es así como, estos hornos son considerados de tipo industrial capaz de alcanzar altas temperaturas entre 870 y  980 °C, con modificaciones especiales para asegurar la eficiente desintegración del cuerpo. 

Por lo tanto, el crematorio se puede encontrar en una agencia funeraria, construcción independiente o un servicio provisto por un cementerio.

Se indica que estos hornos usan un número diverso de fuentes combustibles, tales como el gas natural o propano y se encuentran diseñados para calcinar un sólo cuerpo a la vez ya que realizarlo en más de uno simultáneamente es considerado una práctica ilegal en algunos países.

 

Incineración y recolección de cenizas

Se menciona que el ataúd que contiene el cuerpo es colocado en la retorta e incinerada a la temperatura de 760 a 1150 °C, es decir, durante el proceso, parte del cuerpo como los órganos y tejidos suaves son vaporizados e oxidados debido al calor de los gases que son disparados en el sistema de escape del horno.

Es importante mencionar que todo lo que queda después de que se realiza la cremación son fragmentos secos de hueso (en su mayor parte fosfatos de calcio y minerales secundarios) y las cenizas. 

 

La pira funeraria

También existe un método alternativo usado en algunas culturas tradicionales, como la hindú y la budista, que se refiere en quemar el cuerpo en una pira compuesta por tablas de madera seca, en donde se coloca ya sea encima o dentro el cuerpo de la persona. 

Indicamos que el apilamiento es encendido con fuego, el cual consume a la madera y al difunto, es decir, este método no es común en el mundo occidental, en donde el uso de estos hornos está extendido, y además está prohibido por la ley, en algunos países.

En conclusión, aunque sabemos que actualmente esta es una opción más económica,  debemos estar conscientes de su proceso.