Funeral natural

Ritual funerario y covid-19
21 de enero de 2022
Entierro tradicional o cremación directa
¿Entierro tradicional o cremación directa?
4 de febrero de 2022

En la actualidad tenemos una marcada tendencia a escoger opciones de vida congruentes con el cuidado de  la naturaleza y su conservación. Esta modalidad viene marcando la selección del destino final y disposición de nuestro cuerpo después de la muerte

Existe todo tipo de opciones de elección en el material del ataúd, vestimenta en este último momento, y cementerios o lugar de inhumación. 

 

Historia

En los años 90, en Inglaterra se presentaba una alta inclinación a utilizar la cremación, como ceremonia y forma de disposición de los cuerpos posterior a la muerte. Esta constante elección se vio con malos ojos por los activistas ambientales, que empezaron a proponer una alternativa.

Fue así como se buscó una opción que uniera una suerte de ritual natural para disponer de los cadáveres, que adicionalmente contribuye a mejorar los espacios naturales.

 

Posteriormente, fue creada una entidad que dio contexto a las normas que debían seguirse en ceremonias fúnebres de corte ecológico, y el establecimiento de cementerios naturales.

Rápidamente, fue ganando adeptos que seleccionan esta opción  como método de disposición distinta a la inhumación y la incineración. Por ahora no es una alternativa disponible en muchos países de Europa y Latinoamérica.

 

Última morada

La escogencia de una última morada natural es practicada en funerales de tendencia ecológica, y basan sus principios en aquel precepto de que de polvo vienes y en eso te convertirás. Defienden la posición de que la descomposición del cuerpo debe darse en la manera más normal, contribuyendo de esta manera a la fertilización de nuevos espacios.

Minimizan la colocación de químicos conservantes, implementan el uso de ropas de tendencia natural, urnas de materiales biodegradables, y la ausencia de barreras físicas entre el ataúd y la tierra.

Llevan a su última expresión los símbolos mortuorios, estableciendo de este modo una especie de parque biodiverso, que en nada se asemeja a los cementerios convencionales y donde  abundan las lápidas, cruces, monumentos y demás intervenciones.

 

Características de los funerales ecológicos

Prevalece la utilización de materiales ecológicos en la fabricación del ataúd, y eliminan al máximo prendas de vestir que no sean degradables ambientalmente. 

Incluso existe la tendencia de prescindir del ataúd, y envolver el cuerpo en una tela natural, para luego colocar el cadáver directamente en la tierra y no en una fosa aislada de esta.

No están permitidos los químicos ni rituales de embalsamado, ya que practican la descomposición natural sin intervenciones ni tóxicos para el ambiente. 

 

Se realizan labores de ornamento totalmente naturales, con señalamiento de lugares de inhumación marcada por plantaciones de un tipo determinado de plantas o flores, demarcan los senderos con árboles y piedras originales de la zona.

No se colocan en la parcela algún monumento o lápida mortuoria, se invita a que se recuerde al ser querido por la zona boscosa en general y no por la demarcación de un panteón. Se mantiene el ambiente natural, con su diversidad en especies y mantenimiento de los espacios.

 

Aspecto legal

El poder ejecutar o no un funeral ecológico en su totalidad está anclado al ordenamiento jurídico de cada país y, en este sentido, son pocas las iniciativas que se están dando.

Sin embargo, en la era de la concientización ambiental seguramente se irá cambiando el panorama paso a paso.

La permisología sanitaria tendría que permitir la conservación del cuerpo en métodos de refrigeración, sin químicos, alargando el periodo de la muerte hasta la inhumación.

Los funerales ecoamigables constituyen la opción más natural de disponer el cuerpo de un ser querido, una vez fallecido, considerada la mejor forma de volver a los rituales mortuorios originales, y adicionalmente presenta un costo accesible para todos.