Implicaciones del duelo

Tradiciones fúnebres
Tradiciones fúnebres
15 de noviembre de 2021
El duelo como proceso
22 de noviembre de 2021

Una de las experiencias más dolorosas y angustiosas que enfrentan los seres humanos a lo largo de la vida es la pérdida de un ser querido. Por lo general, el individuo se enfrenta a un periodo de dolor, ira, aturdimiento e incluso culpa, que posteriormente, es capaz de superar y seguir adelante.

Sin embargo, otros individuos no tienen la capacidad de continuar con su vida después de la pérdida de un familiar y entonces este dolor los va debilitando hasta el punto de no lograr salir del trance sin ayuda profesional.

Es necesario mencionar que cada ser humano posee características diferentes que le permiten afrontar la experiencia del fallecimiento de un familiar. 

Por otra parte, vale destacar que el duelo se caracteriza por tener ciertas etapas  que tendrán un orden y duración específica, que pueden variar de acuerdo con cada individuo. Estas son.

  • Aceptar la realidad de la pérdida.
  • El individuo se debe permitir sentir el dolor de la pérdida.
  • Adaptación a la nueva realidad, en la cual el familiar no está presente.

Las Implicaciones de un duelo pueden manifestarse en diversos aspectos, tal como se explican a continuación. 

 

Implicaciones Fisiológicas

En cuanto este aspecto se refiere, el individuo que atraviesa un duelo puede manifestar las siguientes implicaciones:

  • Aumento de la morbimortalidad.
  • Vacío en el estómago.
  • Opresión en el pecho y garganta.
  • Hipersensibilidad al ruido
  • Falta de aire
  • Sensación de despersonalización.
  • Palpitaciones.
  • Debilidad muscular.
  • Falta de energía.

 

Implicaciones conductuales

En cuanto a las implicaciones conductuales de un duelo destacan:

  • Trastorno del sueño y hábitos alimentarios.
  • Soñar con el fallecido.
  • Aislamiento social.
  • Conducta distraída.
  • Llorar y suspirar.
  • Visitar lugares que frecuentaba el difunto.
  • Hiper-Hipo actividad.

 

Implicaciones Afectivas

Entre las implicaciones afectivas más frecuentes que se sufren durante un duelo destacan

  • Culpa y autorreproche.
  • Ira, frustración y rabia.
  • Tristeza, apatía, angustia, abatimiento.
  • Soledad y abandono.
  • Ansiedad
  • Fática
  • Shock 
  • Anhelo

 

Implicaciones cognitivas

Por otra parte, los familiares y dolientes de un fallecido pueden atravesar ciertas implicaciones cognitivas durante el duelo. Las más frecuentes son:

  • Pensamientos e imágenes recurrentes.
  • Obsesión por recuperar la pérdida.
  • Dificultades para la concentración.
  • Alucinaciones, tanto visuales como auditivas.
  • Irrealidad e incredulidad
  • Confusiones
  • Sentido de presencia.

Es necesario mencionar que las formas en las que los seres humanos manifestamos el proceso de duelo se encuentran relacionadas con los aspectos culturales que han sido establecidos en la sociedad. Entre ellos se destaca el vestirse de negro.

Asimismo, vale destacar que las implicaciones del duelo deben ser consideradas importantes, ya que de estas depende que los duelos se consideren un síndrome o no, lo cual puede generar consecuencias de salud graves, incluso llevar a la depresión.

Sin duda alguna, las implicaciones de un duelo pueden comenzar a pocos minutos del evento. En ocasiones estas no son expresadas hasta 24 o 36 horas más tarde. Sin embargo, es necesario considerar que el tiempo estimado para enfrentar los duelos es de unos seis a 12 meses.

Si al transcurrir este tiempo, aún se manifiestan las implicaciones, el duelo será considerado patológico y por ende, el individuo requerirá de orientación especializada.