¿Qué es una funeraria?

funerval-servicios-funerarios-logo-retina
El plan prevén Funerval
15 de febrero de 2021
funebre-interior-funerval
Breve historia del coche fúnebre
22 de febrero de 2021

Una definición de funeraria podría ser aquella empresa que se dedica a prestar un servicio de entierros o incineraciones, aunque también se encarga de recoger y preparar al difunto y de arreglar todos los papeleos pertinentes.

Muchas veces vamos a los tanatorios o velatorios a dar el pésame a algún familiar o conocido, porque a fallecido alguien cercano a él, pero desconocemos el funcionamiento del tanatorio o de la funeraria, tendemos a pensar que va todo junto, normalmente es así, pero no siempre, ya que existen funerarias que no cuentan con tanatorio.
Vamos a ver ahora como funciona una funeraria.

La funeraria

Es necesario conocer que cuando se produce un deceso podemos acudir al tanatorio que nosotros queramos, aunque en ese momento tan duro no se tiene porque saber, para eso tenemos a la funeraria y al asesor funerario que se encargara de tomar las decisiones por nosotros previo consentimiento.
Los funerarios se encargarán de hacer todo el papeleo, la recogida del cuerpo y su preparación, coordinaran el entierro o incineración, la misa, también atienden a las familias en el velatorio para que no les falte de nada.

coche-funebre-funerval

funerval-728x90

¿Qué podemos contratar con la funeraria?

El velatorio en el tanatorio para poder velar al difunto hasta la hora del entierro o incineración. Los velatorios son salas en las que las familias pueden recibir a sus familiares y amigos con total intimidad.
El féretro con el que queremos enterrar o incinerar a el fallecido, normalmente tendrán una sala de exposición para poder elegir, de no ser así, tendrán un catálogo. Igualmente podremos elegir los adornos florales, coronas, ramos, centros. También todo lo relacionado con la preparación del cuerpo mediante tanatoestética y tanatopraxia.
La funeraria también se encargará de realizar todos los tramites administrativos relacionados con el fallecimiento de la persona ya que nosotros desconocemos lo que se necesita en ese momento. En algunas funerarias también se cuenta con abogados expertos en temas de herencias y con psicólogos para ayudar a pasar el duelo, estos psicólogos son una ayuda muy necesaria cuando el fallecimiento es sobrevenido o inesperado.

Todas las funerarias cuentan con furgones para la recogida y coches fúnebres para realizar los traslados a cementerios y crematorios.

Breve historia de las funerarias

Se sabe que la empresa más antigua data de 1769 y fue fundada por Anthony Hay, que además fue el primero en fabricar los féretros de forma mecánica.
El embalsamamiento de los difuntos se hizo muy popular tras la guerra civil americana, para evitar la descomposición de los cuerpos.
Hacia 1890 el sector creció tanto, que se empezó a pasar de los velatorios en las casas a los velatorios más profesionales en tanatorios.
Muchos de los dueños de los tanatorios vivían en ellos y empleaban a los miembros de su familia.
En 1920 se profesionalizo tanto el sector que incluso los enterradores podían conseguir una titulación oficial.
Todo esto deriva en el crecimiento exponencial de toda la industria que se creó alrededor del sector funerario como la fabricación de féretros, los seguros de vida, las flores y un largo etc.