Selección del servicio de cremación

Ventajas que ofrece la cremación
18 de diciembre de 2021
Servicio funerario integral
Servicio funerario integral
10 de enero de 2022

Llegado el inevitable momento de la desaparición física de un ser querido, y apartando todos los sentimientos y situaciones típicas de este acontecimiento, se nos hace presente la selección del tipo de servicio funerario que deseamos contratar.

La cremación como alternativa para la disposición final de un cadáver, se ha ido posicionando entre las preferencias actuales. Consiste en la incineración del cuerpo ya fallecido, hasta lograr reducirlo a cenizas, realizado en un lugar destinado a este fin llamado crematorio.

Pensando en esta creciente selección de la cremación como servicio funeral, realizamos este breve recorrido por su historia y características.

 

Desde la antigüedad

Fue en la época de Revolución Industrial cuando se desarrolló la técnica para poder ejecutar la cremación, de manera más fácil y efectiva, y el precursor de esto fue Sir Carl Wilhelm en 1850, pero se conoce su práctica incluso en el año 2000 a.c.

Esta técnica ha atravesado por periodos de uso, ante la necesidad, por situaciones de plagas y pestes, para asegurar la no propagación de estas, también como castigo, quemando personas vivas por creencias generalmente religiosas, o cadáveres para impedir se le rindan ceremonias por parte de familiares. En todos esas etapas, ha tenido adeptos y detractores. 

En la actualidad se usa como método de disposición, limpia y económica de cadáveres, sin distinguir preferencias religiosas.

 

Actualidad en cremación

La capilla, cementerio o agencia funeraria dispone de un horno industrial que puede alcanzar temperaturas superiores a los 800 °C, con particularidades que facilitan la direccionalidad del calor para el mejor cumplimiento del fin. Generalmente, se manejan a través de medios electrónicos, que permiten la adecuación del servicio a las características de los restos mortuorios.

Estos hornos funcionan a partir de combustible, como el gas natural o  propano y,  pueden ser acondicionados para minimizar el impacto ecológico a través de una combustión eficiente, permitiendo la incineración de solo un cuerpo a la vez.

 

Preparación

Llegado el momento de la muerte, la compañía de servicios funerarios dispondrá del cuerpo, ofreciendo la debida preparación,  para la realización de una ceremonia de despedida por parte de familiares y amigos del difunto.

Es preciso conocer que el cuerpo debe quedar libre de aparatos y piezas electrónicas como pueden ser marcapasos y otras de uso médico. Otras pertenencias podrán ser retiradas al finalizar el proceso de cremación.

Una vez finalizado el periodo legal que permite la obtención de permisos y trámites legales, y que suele ser de hasta 48 horas, se procederá a la cremación. 

Para este fin el cuerpo permanecerá dentro de un ataúd especialmente diseñado con materiales de fácil combustión. Muchas agencias funerarias permiten la contemplación del acto de introducción al horno, pero en todo caso debe precisarse que es una imagen de alta sensibilidad.

 

Cerrando el ciclo

Para la completa cremación de todos los restos corporales se dispondrá de un lapso de hasta tres horas, dependiendo del tamaño del cuerpo. Al terminar todo el proceso, se dejará enfriar por un corto tiempo y se entregarán las cenizas a los familiares, para su disposición final.

Existen diversas posibilidades y lugares de permanencia de las cenizas, entre la cuales se encuentran la colocación en el sitio de residencia de familiares, o en cementerio especial para este fin. Otra opción muy frecuentemente usada es, el esparcido de estos restos, en un paraje de preferencia del difunto, seleccionado y comunicado por él,  previamente al fallecimiento. 

La última tendencia, estadísticamente precisada, es la elección de la cremación como método de disposición de un cadáver, teniendo como base, razones de creencias religiosas, practicidad y economía. Por esta creciente selección, el abanico de opciones y servicios incluidos en la oferta de la cremación, como servicio funerario, se ha ampliado para beneficio de los dolientes.