Síntomas físicos del duelo

Aceptar el fin del periodo esencial
Aceptar el fin del periodo esencial
8 de mayo de 2022
Trastornos físicos a lo extenso del proceso del duelo
16 de mayo de 2022

A lo largo del duelo, además, es recurrente que el doliente experimente un grupo de sensaciones poco concretas, como dolores difusos, sensación de tensión y extenuación, dolores de cabeza, complicaciones gástricas, cada una de ellas en relación con el esfuerzo que está realizando el organismo para encarar el caso y que son sensaciones típicas en la explicación diagnóstica del duelo.

Aquello no desea mencionar que deban desatenderse o que no haya que hacerles caso. El doliente debería procurarse autocuidado sin alarmarse, dando a aquellas sensaciones el sentido que poseen, son avisos de nuestro cuerpo humano de que está sucediendo algo difícil de procesar. Y, por consiguiente, debemos atenderlo con cuidado y cariño.

 

Complicaciones físicas graves del proceso de duelo

Las complicaciones físicas del duelo además tienen la posibilidad de ser intensas y complicadas. Ejemplificando, tienen la posibilidad de darse procesos de ansiedad que incluyan ataques de pánico, mareos y fuertes somatizaciones físicas. La somatización se hace patente una vez que no está habiendo una atención idónea al proceso interno, tanto emocional como cognitivo. 

Es el recurso que tiene nuestro organismo para llamar la atención de lo cual está ocurriendo y no estamos atendiendo.

La vivencia emocional de desafiar a la pérdida es lo cual llamamos preparación del duelo, que nos conduce a la necesidad de habituación a una totalmente nueva situación.

En el duelo hay muchas situaciones que nos conducen a no atender correctamente el propio proceso: el temor de los individuos al contacto con el dolor (lo que les impulsa a evitarlo y a colmar su historia de actividades), reprimir según qué emociones, centrarse más en el proceso del núcleo familiar que en el propio, o el temor al deceso que se hace real una vez que alguien cercano muere. Todo lo mencionado provoca que incremente la posibilidad de que el cuerpo humano se queje.

 

Escuchar al cuerpo humano a lo largo del duelo

El duelo, como proceso holístico, incluye subprocesos a todos los niveles: emocional, cognitivo, físico, por lo cual no debería extrañarnos que el cuerpo humano además “tenga voz” a lo largo de la preparación del duelo. Hablamos de descubrir la forma de escucharlo y atenderlo.

 

Consideraciones finales 

Cada una de estas actitudes a la pérdida es típico. No obstante, no todos los que atraviesan un proceso de duelo experimentan las actitudes anteriormente citadas, y no todas las experimentan en el mismo orden. Es común retroceder por medio de varias de estas actitudes, fases e indicios bastante más de una vez.

Por esto, si estás pasando por un duelo, es fundamental que acudas con un especialista en salud psicológica, y te rodees de tus seres queridos para que crees una red de apoyo que te posibilite salir adelante a lo largo de este caso de vida.

Un asunto de suma trascendencia es tener en cuenta que lo exclusivo seguro que poseemos en esta vida es que alguna vez vamos a partir, por ello es adecuado pensar y planear nuestra partida, para no dejarle inconvenientes a nuestros propios parientes.