Tipos de entierros

ritos funerarios
Importancia de los ritos funerarios
22 de septiembre de 2021
libros de autoayuda para el duelo
Libros mejores de autoayuda para llevar el duelo
8 de octubre de 2021

Un entierro es el momento culminante cuando fallece un ser querido y se depositan sus restos en la que será su última morada, después de los servicios funerarios. En esta entrega te explicaremos los tipos de entierro que se pueden llevar a cabo para despedir a esa persona especial.

 

Tipos de entierros 

Existen dos tipos de entierros, el religioso y el civil que a continuación te explicaremos de qué trata cada uno.

 

Entierro religioso

Para cada religión, la muerte tiene un significado especial y una manera ceremonial según su ritual para enterrar a sus muertos. 

Catolicismo: Despide a sus fallecidos siguiendo los ritos tradicionales de la religión cristiana. Ellos creen en la resurrección de los muertos y la vida eterna. El cuerpo puede ser enterrado o cremado.

Islamismo: Se basa en las leyes del Corán y la muerte es el comienzo de un nuevo mundo. La muerte es un evento natural  que ocurrirá en el lugar y momento en que lo decida su dios Allah. Para los islamistas la vida es una preparación para la verdadera existencia que dará inicio cuando llegue la muerte.

Algunas comunidades religiosas, cuentan con espacios privados dentro de sus templos para enterrar a sus muertos. Estos espacios están autorizados por Sanidad.

 

Entierro civil

En este tipo de entierro no participa la parte religiosa, es una ceremonia laica que celebra la vida del difunto, sin importar las creencias religiosas de los familiares y presentes pues todos son bienvenidos a despedir al fallecido, cualquiera sea la religión que profesen.

También se les da libertad a los asistentes a dedicar alguna oración de cualquier religión al difunto.

 

¿Qué determina el tipo de entierro?

Dentro de los factores que influyen en las prácticas funerarias se encuentran la religión y tradiciones culturales, los costos y preferencias de la familia o última voluntad del difunto.

Estos factores ayudan a determinar el tipo de servicio: Si será religioso o laico, elaborado o simple, público o privado, directo o con velatorio. 

Cada familia es diferente y no todas desean el mismo tipo de funeral y entierro. El fallecimiento de un ser querido, es uno de los momentos más tristes y sumados a trámites legales, costumbres culturales y religiosas que hacen más complicado decidir qué preparativos hay que hacer. 

Lo que sí se debe tomar en cuenta es que el entierro directo cuesta menos que el servicio completo “tradicional”. No es necesario embalsamar el cuerpo y se puede realizar un servicio sencillo al pie de la tumba. 

Los entierros tradicionales han ido dejando paso a ceremonias mucho más personalizadas, sencillas y especiales que se llevarán a cabo según los deseos de la familia. 

Cabe destacar que los entierros, solo pueden hacerse en un cementerio, cumpliendo con las normas sanitarias dictadas por el ente encargado. Para un entierro fuera de un cementerio se debe pedir una autorización sanitaria. 

Sanidad es quien nos dirá si podemos enterrar en lugar distinto y si se rechaza la petición, la opción será la de cremar el cuerpo y disponer de las cenizas que sí podremos trasladarlas y enterrar donde nosotros queramos.

Este ritual es parte de una tradición muy antigua que data de la prehistoria. Cualquiera sea el tipo de entierro que elijamos para nuestros seres queridos, lo único que necesitamos es despedirlo con respeto, amor y agradecimiento por haber sido parte de nuestra vida.