Últimas tendencias del sector funerario

Servicio funerario integral
Servicio funerario integral
10 de enero de 2022
Ritual funerario y covid-19
21 de enero de 2022

La toma de previsiones para afrontar el momento cierto de la muerte de un ser querido, miembro de nuestro círculo familiar, o incluso de uno mismo, es un hábito que nos ha quedado como costumbre de nuestros padres y abuelos.

No es una decisión que nos guste ventilar en un almuerzo familiar, ni tema de conversación en una noche divertida con los amigos, pero se toma cada vez más como una diligencia obligatoria, para obtener un poco de tranquilidad y asegurar nuestro destino final por anticipado.

Al estar en una época de novedades y actualizaciones en el estilo de los servicios, el sector funerario ha ido incorporándose lentamente a la introducción de tendencias distintas en su prestación.

Así encontramos funerales con materiales y tendencia ecológica y nuevos ritos a la hora de enfrentar la realidad de la vida y la muerte.

 

Más cremaciones

En nuestro país el recurrir a la cremación como destino final del cuerpo físico, es cada vez más frecuente. Incluso tenemos mayor cantidad de hornos incineradores que cualquier territorio del continente. La aparición del covid-19 ha tenido especial influencia en estos últimos años.

Entre las justificaciones para el aumento de contratación de este servicio se encuentra el menor costo al compararlo con la inhumación tradicional, falta de parques cementerios, razones sanitarias y religiosas.

 

Muerte y ecología

La toma de decisiones que no impacten negativamente en el ambiente, es una tendencia muy marcada en todos los sectores de la vida diaria.

El sector funerario ha tomado nota de esta tendencia, y cada vez más incluye en su oferta de cofres de sepultura, aquellos realizados en materiales ecológicos y de fuentes sostenibles.

Las solicitudes de estos materiales es frecuente, y la disposición a ajustarse a costos un poco más elevados no ha sido un obstáculo en la instalación de este estilo.

 

Menor religiosidad

De manera tímida se ha ido incorporando una tendencia de uso mayormente urbano, de efectuar ceremonias de despedida de corte laico, abandonando la constante religiosidad que habitualmente sostenemos.

También se nota un leve incremento de funerales con base religiosa distinta al catolicismo, mayormente relativas al islam.

 

Uso de la tecnología

Progresivamente, la tecnología ha ido ganando terreno en el campo de las pompas fúnebres.

La transmisión de vídeos conmemorativos de la vida del fallecido, durante el servicio de despedida, hasta la utilización de transmisiones en vivo, a través de conexiones telefónicas por las redes sociales, con miembros de la familia que no pueden estar presentes, se hacen cada vez más comunes y aceptadas dentro de la formalidad de estos rituales.

También notamos la creciente modalidad de enviar condolencias y notas de acompañamiento en redes sociales a través de mensajes públicos y privados.

 

Contratación en línea y transparencia de gestión

Es cada vez más usual el tener los costes y ofertas de servicios de las diferentes empresas funerarias a través de portales de información en la web. Incluso portales de comparación que permiten evaluar cuál es la oferta conveniente para nuestras necesidades y requerimientos.

Adicionalmente a esta visibilidad de los costos, es posible  contratar el servicio a través de vías electrónicas, sin necesidad de visitar personalmente las oficinas o  sedes de la compañía. Nuevamente, notamos que ha tenido especial significado en tiempos de pandemia.

Estas son las tendencias mayormente presentes en el momento de la despedida de nuestros seres queridos. Se vislumbra en el horizonte otras posibilidades en rituales exóticos, como son el envío de las cenizas al espacio exterior, o convertirlas en gemas preciosas. Todo está en el devenir de la vida y la muerte.